News / Política / Universo Vasco

Galíndez, secuestrado y apuñalado por la espalda, incluso 57 años después de su desaparición


banner superior

Jesús de Galíndez, fue un vasco extraordinario con una proyección internacional de primer orden. Un nacionalista vasco, empeñado, como todos sus correligionarios de aquella generación en la Causa del Pueblo Vasco. Una causa que les ponía, de frente ante todas las dictaduras ya fuesen tanto fascistas como marxistas. Un humanista que intento que los principio en los que creía mitigasen, en lo posible, los desastres de la guerra. Un demócrata comprometido con la recuperación de las libertades que el fascismo de Franco había robado a los vascos peninsulares y a os ciudadanos de la República española. Un político exiliado que, en los años de la posguerra tenía que vivir en un país extranjero mientras que intentaba convencer al mundo de los evidente, que Franco y era un asesisno y un ser abyecto que no merecía otra cosa que el aislamiento y la destrucción de su régimen criminal.

En definitiva un hombre extraordinario, digno de un tiempo extraordinario, que tuvo que moverse y tomar decisiones en tiempos difíciles. Su biografía, digna de ser conocida, se puede consultar aquí.

Hablamos de él porque tal día como ayer, 12 de marzo del año 1956 era secuestrado por el régimen de otro generalisimo, de otro dictador infame, el General Trujillo, que gobernaba con mano de hierro República Dominicana, donde Galizdez vivió sus primeros años de exilio. Continuó su exilio en Nueva York, donde era profesor de la Universidad de Columbia,  donde curso estudios universitarios de Filosofía, cuya tesis doctoral versaba sobre La era de Trujillo: un estudio casuístico de dictadura hispanoamericana, que fue aceptada formalmente por la Universidad de Columbia el 27 de febrero de 1956. En ella hace un estudio documentado de la dictadura trujillista en la República Dominicana. Días más tarde (12 de marzo), Jesús de Galíndez desaparecía de forma misteriosa, como tantos otros elementos que se atrevieron a atacar el régimen de Trujillo.

Se han escrito estos días algunas cosas sobre este acontecimiento y sobre el protagonista involuntario de esta historia, el propio Galindez. Algunas de las cuales nos han producido un enfado monumental por la falta de respeto mostrado por los autores.

La primera es que en una web de dominicanos publicada en Nueva York, Almomento.net, se ha dedicado una serie de informaciones, firmadas por  Aquiles Julian, a explicar (es un decir) el Caso Galindez, presentando a este vasco como un colaborador de la dictadura de Trujillo, como un empleado de la CIA, como un calié (un agente de los servicios secretos de Trujillo), y no sabemos cualtas barbaridades másQué se puedes esperar de lo que escribe un personajillo que afirma en uno de sus artículos:

El Partido Nacionalista Vasco, PNV, al que Galíndez pertenecía, había hecho alianza con los británicos y luego con los norteamericanos, buscando apoyo a sus aspiraciones independentistas (antes, se sabe, buscaron el respaldo nazi, que no obtuvieron).

Eso condujo a que los militantes del PNV fueran reclutados como informantes de las agencias de inteligencia norteamericanas y a que los militantes del PNV dentro de España fueran empleados en tareas de sabotaje al franquismo. Como señala un bloguero en la web al respect “En 1946, los agentes vascos recibían toneladas de explosivos de sus contactos norteamericanos para cometer actos de terrorismo dentro de España.”

Este inculto, por no llamarle otra cosa, desconoce que el Nacionalismo Vasco, se enfrentó al fascismo desde sus orígenes, que pudo haber estado en el lado del General franco, pero que apoyó la República por sus convencimientos democráticos; que el nacionalismo vasco tuvo un papel clave en la salida de los pilotos aliados que fueron derribados en el territorio ocupado por los nazis (seguro que jamas ha oído hablar de La Red “Comète”); que el espionaje vasco fue de gran valor en todo el proceso de la recuperación de Europa. Además claro esta de que jamás hubo un intento de acercamiento entre el PNV y el nazismo alemán.

Por cierto,alguien tendría que explicarle a este pedazo de ignorante, el único que cometía actos de terrorismo dentro de España era Franco y su régimen, porque eran unos sublevados que había tomado por la fuerza el poder.

Lo mismo que desconocerá el papel clave jugado por le nacvionalismo vasco en la creación de la democracia Cristiana Europea tras la Segunda Guerra Mundial, el papel que jugó el Lehandakari Aguirre en los primeros pasos de la creación de la Idea de la Unión Europea.

galindez_aguirre

Galíndez, primero a la izquierda, en la inauguración en Caracas de la Eusko Etxea, en 1950, junto al primer lehendakari del Gobierno vasco, José Antonio Aguirre. (Diario Libre)

Este personaje es capaz de escribir:

A través de Galíndez, quien fuera trasladado desde República Dominicana en febrero de 1946 hacia Cuba y luego a New York vía Miami por el Lehendakari José Antonio Aguirre, máxima figura del llamado gobierno vasco en el exilio

Cómo que el llamado Gobierno vasco en el Exilio. Era un gobierno legal, que había tenido que exiliarse por causa de la guerra y del triunfo de un movimiento fascista.

Por otro lado otro autor del mismo blog, Tony Raful, nos hacer creer que Trujillo quiso hacer desaparecer a Galindez porque en su tesis doctoral ponía en duda su paternidad es una estupidez digna de las intoxicaciones realizadas por los amigos del régimen. Un asesinato político es algo feo, sobre todo si es el de un hombre de orden. Pero claro, si hablamos de un asesinato de honor, la cosa cambia, porque parece que pasa de la esfera de lo público a la esfera de lo privado, al campo del honor.

No señor. Galindez era una china en el pie de Trujillo. Muy molesta por cierto y ahí se juntaron el hambre con las ganas de comer. Un dictador sediento de sangre y un régimen el de los USA que estaba dejando de ser el líder de mundo libre, que había liberado a Europa y a Asia de algunos de los regímenes totalitarios que existían en el mundo (quedaban los marxistas y dictaduras como las de Trujillo, Franco o Salazar, por ejemplo) y se estaba convirtiendo en una máquina de crear enemigos de la democracia, de parir y alimentar regímenes dictatoriales en todo el mundo y de alimentar el discurso de los intelectuales de izquierdas que en los países occidentales nos querían hacer creer que la URSS de Stalin, los países del Pacto de Varsovia, o Corea del Norte eran los primeros pasos del paraíso que les esperaban a los hombres libres que vivieran en el paraíso socialista.

Galindez vivió en medio de esos mundos, el del fascismo, el autoritarismo y el marxismo, defendiendo sus principios democráticos, basados en su visión humanista de lo que debia ser la política.

Entendemos que eso les pueda resultar difícil de entender. Pero por favor, para decir algunas cosas de las que dicen esos artículos, es mejor quédarse callados. Ya lo decía Marx (Groucho): Es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente.

También, por cierto, encontramos otras informaciones sobre este asunto que reproducimos aquí. Una se refieren a Galindez y sus opiniones sobre una mujer que jugó un papel singular en la adquisición de derechos de las mujeres en América: Minerva Bernardino.  Otra de ellas, escrita por el mismo Aquiles Julian que firma alguno de los artículos de Almomento.net a los que nos referíamos antes, parece que no está escrita por la misma persona. En esta ocasión no lo trata como un calié (un agente de los servicios secretos de Trujillo), sino como una victima del tirano. Desconcertante

El  Librepensador – 13/3/2013 – República Dominicana

República Dominicana: El misterio del secuestro de Galíndez

El pueblo dominicano que yo he conocido es triste, hasta en sus fiestas. Carece de espontaneidad; y es porque desde la niñez se ha acostumbrado a refrenar todas sus expansiones. El hombre público debe simular un fervor trujillista que no siente, el hombre de la calle debe silenciar sus quejas”.
Jesús de Galíndez
La Era de Trujillo

Hace unas semanas, el 11 de enero del 2013, el abogado e investigador norteamericano Stuart McKeever, quien lleva más de 25 años dedicados a esclarecer el caso del secuestro y desaparición del escritor y político español, Jesús María Galíndez Suárez, reclamó nueva vez a la Agencia Central de Inteligencia, CIA, de los Estados Unidos que desclasificara y pusiera a disposición del público sus archivos relativos al plagio y traslado a República Dominicana desde New York, Estados Unidos, del representante ante los Estados Unidos al Gobierno Vasco en el exilio.

(Sigue)

———————–

Primicias – 10/3/2013 – República Dominicana

Extraordinarias mujeres comunes

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la ONU destaca que la celebración es una promesa: momento de pasar a la acción para acabar con la violencia contra las mujeres. Independientemente de las grandes luchas que motivaron que se consagre esta fecha, la ONU la señala como una ocasión “para la reflexión sobre los progresos alcanzados, un llamado al cambio, y una celebración de los actos de valor y determinación tomados por mujeres corrientes que han tenido un papel extraordinario en la historia de sus países y sus comunidades”.

(Sigue)

———————–

Al Momento – 16/2/2013 – USA

El hombre a cargo de secuestrar a Galíndez

El secuestro y desaparición del escritor y político español Jesús Galíndez Suárez, quien fuera informante tanto del FBI como de la CIA, fue una conspiración articulada y encubierta dirigida por Allen Welch Dulles, director de la Agencia Central de Inteligencia, CIA, y su hermano mayor, John Foster Dulles, a cargo del Departamento de Estado, en la administración de Ike Einsehower.

(Sigue)

———————–

Al Momento – 26-2-2013 – USA

Qué llevó a la CIA a entregar a su informante?

Según la calumnia propalada por los enemigos del gobierno, la muerte de Octavio de la Maza se relaciona con la desaparición en los Estados Unidos de Jesús de Galíndez, un refugiado español que hasta el día en que salió voluntariamente del país gozó sin reservas de la hospitalidad dominicana ¿Pero qué tiene que ver este gobierno con un crimen realizado en un país extranjero, y en un país donde todos los días desaparecen centenares de personas sin que a nadie se le ocurra convertir el caso de ninguna de ellas en un problema internacional?”.Rafael L. Trujillo Trujillo no tenía intención ni interés de secuestrar a Galíndez. De hecho, parece que intentó comprarlo. Pero a Trujillo se le montó una provocación artera, de informes falsos y desafíos, que casi le obligaron a ordenar el secuestro. ¿Por qué, quiénes, cómo y para qué se montó esa provocación?

(Sigue)

———————–

Al Momento – 9/3-2013 – USA

Cómo Galíndez pasó de informante amigo a enemigo

El año de 1954 sería crucial para la suerte de Jesús de Galíndez. Tras el triunfo electoral repúblicano que llevó a IkeEisenhower a la presidencia de los Estados Unidos en 1953 y la firma del Convenio Hispano-Americano de septiembre de 1953 o Pacto de Madrid, los intereses de los vascos y los norteamericanos tomaron definitivamente caminos distintos.

(Sigue)

———————–

Al Momento – 12/3/2013 – USA

¡Nunca Trujillo se había atrevido a tanto!

Un día como hoy, 12 de marzo de 1956, el profesor Jesús De Galindez, desapareció misteriosamente, luego de salir de sus clases en la Universidad de Columbia, en la ciudad de New York. Lejos estaba el dictador Rafael Trujillo, de medir las consecuencias de aquel secuestro histórico que desencadenaría las más virulentas acusaciones contra su régimen, y que finalmente en una sucesión envolvente, conduciría a su muerte la noche del 30 de mayo de 1961.

(Sigue)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Tags: , , , , , , , , ,