gastronomia / News / Sociedad

Cursos de cocina vasca en Nueva York

Nos hemos enterado gracias al blog de Rick Fisher, Catavino. En el, una entrada titulada Basque-ing in the City, nos cuenta su paso por el curso de cocina del Institute for Culinary Education (traducción automática). Una grata sorpresa, la que nos trae este  americano de San Diego que describe de una forma maravillosa, lo que muchos sentimos al pasear por las calles de la parte vieja de Donostia:

Nada se compara con los aromas y sabores que asaltan a uno mientras camina, un día cualquiera, por las calles de San Sebastián. …..pondrá a un hombre adulto de rodillas – por adoración, no por derrota.

La verdad es que nos ha gustado la descripción. Lo mismo que el interés mostrado, al viajar a Nueva York de aprender cocina vasca. Eso sí, con todos nuestros respetos, no sabemos si está muy acertado en una cosa: Seguramente no es la cocina española y francesa, la que influye en la vasca. Primero porque es muy difícil aceptar que existen tales cocinas como un concepto unificado y coherente. Nada tienen en común la cocina gallega con la valenciana o la andaluza, ni la aragonesa con la extremeña. Lo mismo que poco tiene que ver la bretona con la occitana o la borgoñesa con la de La Vandee. Pero es que, además, en todo caso, sería al revés, ya que la cultura vasca es muy anterior a la española o francesa (en sus términos actuales) y la gastronomía es parte de esa cultura.

En cualquier caso, nos alegramos de que este admirador de la gastronomía vasca que es Rick Fisher se haya decidido a hacer este curso , ya que nos ha servido para conocer tanto su blog, como los cursos de cocina vasca en Nueva York. Incluso nos deja algunas interesantes recetas. Por cierto, por si alguien de la zona de Nueva York está interesado, dejamos el enlace con la información de próximo curso.

Catavino – 29/11/2011 – USA

Basque-ing in the City

Donostia (Gabriella Opaz)

 

Nothing compares the aromas and tastes assaulting one as he walks the streets of San Sebastian on any given day. Perusing the massive counters of any number of Pintxos bars in the city will bring a grown man to his knees – in adoration, not defeat. So, when an opportunity to learn the art of cooking Basque presented itself to me on a recent trip to New York City, I jumped at the opportunity.

(Sigue) (Traducción automática)

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Share

Tags: , , , , ,